Twitter de Luis D’Elia sobre sus temores para su destino y el de Stiuso… quién es Stiuso? Caso Alberto Nisman

Luis D’Elia cree que tanto él como Stiuso pueden “ser asesinados”

El dirigente kirchnerista manifestó en su cuenta de Twitter sus temores tras la denuncia de Nisman y las escuchas difundidas. 09/02/2015 | 21:46

Luis D’Elía denunció por Twitter que su vida y la de Jaime Stiuso corren peligro: “Stiuso por quien no tengo ninguna simpatía o yo podemos ser asesinados”, afirmó textualmente el dirigente ultra kirchnerista. 

Desde la denuncia del fallecido fiscal federal Alberto Nisman, donde fue señalado como uno de los responsables de la negociación con Irán, el dirigente político optó por mantener el bajo perfil y huyó de la prensa. No habla con los medios y solo se comunica mediante su cuenta de Twitter. Desde allí, agregó que “culparán al gobierno de @CFKArgentina los mismos que todo lo ensucian

Por otra parte, hoy, Viviana Fein, la fiscal a cargo de la investigación por la muerte de Nisman dio a conocer, en un comunicado, que procurador fallecido se comunicó el fin de semana previo a su muerte con el exespía Stiuso: “Del entrecruzamiento de llamados telefónicos se desprende que las reiteradas comunicaciones recibidas que corresponden a Stiuso fueron efectuadas desde el teléfono del fallecido fiscal

Luis D’Elia         @Luis_Delia

Seguir

Stiuso Por quien no tengo ninguna simpatía o yo podemos ser asesinados Culparan al gobierno de @CFKArgentina los mismos que todo lo ensucian

EXCLUSIVO: Éste es Antonio “Jaime” Stiuso, el hombre detrás de la guerra de espías

Su presentación ante la Justicia podría realizarse en los próximos días. El ex espía pidió que se hiciera en un lugar reservado, para no exponerse. Uno de sus teléfonos se comunicó con el fiscal el día anterior a su muerte. Por Ezequiel Ramos | 08/02/2015 | 05:50

Hoy. Este es el rostro actual del ex espía que se convirtió ahora en el enemigo público del Gobierno.

Hoy. Este es el rostro actual del ex espía que se convirtió ahora en el enemigo público del Gobierno. | Foto: Cedoc.

La fiscal Viviana Fein habría postergado la declaración testimonial del más poderoso ex agente de inteligencia de la Argentina, Antonio Horacio Stiuso, en la causa en la que se investiga la muerte dudosa del fiscal Alberto Nisman. Así lo explicaron fuentes judiciales a PERFIL.

El testimonio de Stiuso se esperaba para ayer a las 11. Pidió declarar en un lugar reservado, para protegerse de los medios de comunicación y de la opinión pública. Ayer, la fiscalía y el juzgado que tramitan la causa de la muerte dudosa de Nisman estaban cerrados, según pudo comprobar PERFIL. También el domicilio declarado por el ex espía, aunque allí había guardia de la Policía Metropolitana.

Su versión es clave por la relación estrecha que tenía el funcionario judicial con Stiuso y porque, según se desprende del listado de llamadas del celular de Nisman, hubo una comunicación de 12 minutos la noche del 17 de enero –el día antes de su muerte– desde un celular a nombre del ex espía. El Gobierno le apunta como el principal sospechoso de la muerte del fiscal.

Su abogado, Santiago Blanco Bermúdez, habría acordado con la fiscal garantías para la declaración de su cliente. Para que tenga validez jurídica, debe ser tomada en la Ciudad de Buenos Aires, donde tiene jurisdicción Fein, por ella y por un asesor letrado de la fiscalía.
El abogado del ex espía declaró que su cliente tenía más de cien líneas de teléfono a su nombre, por lo que la llamada que recibió Nisman podría haber sido realizada por otra persona. Pero esas incógnitas y la relación de Stiuso con el funcionario judicial son las que quiere despejar Fein.
Juristas entienden que el testimonio del ex espía podría encaminar la causa hacia la Justicia federal, algo que buscaría también la ex pareja de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, como informó ayer este diario.

El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, decidió relevarlo del secreto que se les impone a todos los agentes, para que pueda declarar en la causa. En su declaración original, Parrilli advirtió que el relevamiento de guardar secreto alcanzaba a toda su labor desde que entró al organismo hasta la fecha. Varios funcionarios entienden que Stiuso sólo puede contar cosas referidas a la muerte dudosa de Nisman y a su vínculo con el fiscal los días previos a su muerte.

Stiuso trabajó codo a codo con Nisman en la causa AMIA. El fiscal se alimentó de información de inteligencia para realizar la denuncia contra la presidenta Cristina Kirchnery contra el canciller, Héctor Timerman, por organizar un plan para encubrir a los imputados iraníes a cambio de petróleo barato. En las 300 fojas de la denuncia, que fue publicada en el Centro de Información Judicial, hay escuchas telefónicas, hechas por la secretaría de Inteligencia, en la que se involucra a dirigentes cercanos al Gobierno como Fernando Esteche y Luis D’Elía. Sin embargo, desde el Gobierno descalificaron la denuncia al tildarla de “endeble”. La causa la seguirá el juez federal Daniel Rafecas.

El ex hombre fuerte de la inteligencia del Estado ingresó en el organismo en 1972, con sólo 19 años. Como agente, adoptó numerosos alias, como Jaime Stiles, Horacio Stiles y Aldo Stiles. En la AFIP figura “servicios de peluquería” como su actividad. Se destacó en sus capacidades de electrónica y es un especialista en intercepción de teléfonos, de allí el mote de “ingeniero”.

Fue el hombre clave de la investigación AMIA, cultivó contactos con los servicios exteriores de Israel y Estados Unidos. Continuó como el contacto de los servicios cuando el gobierno de Néstor Kirchner creó la Unidad Fiscal de Investigación AMIA en 2004. Desde entonces, acumula la mayor cantidad de secretos sobre el caso.

La foto maldita

La primera vez que se conoció el rostro de Jaime Stiuso en los medios de comunicación fue cuando el ex ministro de Justicia Gustavo Beliz mostró su foto en el programa televisivo Hora clave, de Mariano Grondona, el 24 de julio de 2004. Un día antes, el funcionario había sido despedido de su cargo por el entonces presidente, Néstor Kirchner.

El  motivo de la discordia giraba, precisamente, en torno a la figura de quien era en ese momento hombre fuerte de la Secretaría de Inteligencia. Beliz le advirtió al matrimonio presidencial sobre maniobras ilegales y corrupción que supuestamente se escondían en el organismo. Las pinchaduras ilegales de teléfonos ya eran vox populi. Horas después, a través de un llamado telefónico, le avisaron que no seguiría en su cargo. Al mostrar la fotografía, Beliz manifestó que a la ex SIDE “la maneja un hombre al que todo el mundo le tiene miedo y es bueno que todos conozcan su cara”.

Esa decisión le valió una sentencia por haber violado secretos de Estado. Además, debió exiliarse en Washington, donde trabajó para la OEA y el BID. Durante el juicio, describió a Stiuso como un extorsionador de jueces y políticos.

Advertisements
%d bloggers like this: